0034 620 31 00 41
Contacto

0034 620 31 00 41

07800, Ibiza

Spain

9AM-9PM

Lunes-Sabado

Las mejores calas de Ibiza para llegar en barco

Por en Blog con 0 Comments

Ibiza encierra una gran variedad de paisajes, entre los que destacan sus calas. Las hay tan diferentes entre sí que siempre se encontrará una que pueda enamorar a los más exigentes. Te ofrecemos cuatro opciones muy distintas para que escojas la que mejor encaje con tu estilo.

ibiza Las mejores calas de Ibiza para llegar en barco

Cala Salada

Está situada en la zona de San Antonio de Portmany. Uno de sus principales encantos es que está situada en medio de un entorno natural, poco urbanizado. Por eso, no son muchos los turistas que se acercan a pie, pero sí que son muchos los que lo hacen en barco. La playa es de arena, muy bonita, con una apariencia idílica de postal, pero el fondo es rocoso, algo que se tiene que tener en cuenta a la hora de fondear. Al lado está Cala Saladita, también muy bella.

Cala Bassa

En la zona de San José. Es una cala muy famosa y concurrida porque tiene un gran pinar para poder comer y estar a la sombra. También hay muchos chiringuitos y todo tipo de servicios. Pero a pesar de que si se va en temporada alta se va a encontrar abarrotada de gente merece la pena ir porque es uno de los lugares más bonitos de Ibiza y sus aguas tienen la apariencia de una gran piscina. Un espacio que enamora.

Port Roig

Vamos a dejar a un lado las playas de arena blanca e idílica y vamos a sumergirnos en la llamada Cala Roja. Está situada al suroeste de la isla junto a un precipicio de tierra rojiza que le da nombre. Es un puerto más que una cala y está llena de barcas de pescadores. Pero tiene un encanto muy especial para fondear porque la vista de la costa desde el mar es realmente bonita, con los precipicios de fondo. Un lugar diferente para ver un sitio que no es el típico que venden en las postales.

Caló de s’Illa

Situada en Illa d’en Calders, un islote deshabitado situado a la altura de Sant Miquel y separado de la costa de Ibiza por poco más de diez metros. Perfecto para quienes buscan tranquilidad, porque este bonito y remoto lugar no es muy conocido por los turistas y solo se puede ir en barco. No tiene playa de arenas, sino de guijarros y hay justo enfrente un pequeño arrecife ideal para bucear o hacer snorkel.

Share This